PLAZA DEL ROSARIO DE LA VIRGEN DE CHIQUINQUIRÁ
Usar puntuación: / 13
MaloBueno 
Escrito por Administrator   
Jueves, 10 de Noviembre de 2011 23:02

EL MONUMENTO A LA CHINITA ES EL REFLEJO DE LA FE DE LOS ZULIANOS

Fue un 21 de marzo de 2004 cuando los marabinos y turistas disfrutaron por primera vez de la Plaza del Rosario de la Virgen de Chiquinquirá y de la magnífica escultura de La Chinita de ocho metros de altura, sobre una base de siete metros. El monumento se levantó donde estaba la casa de María de Cárdenas, la mujer que presenció el milagro de la aparición de la Virgen de Chiquinquirá.

Ubaldo Santana, arzobispo de Maracaibo y Eleuterio Cuevas, párroco de la Basílica, tenían la inquietud de crear un lugar acorde con la rica historia de la zona y que sirviera como punto de atracción para los fieles, que junto a la Basílica, contribuyera al fortalecimiento del circuito religioso Catedral-Basílica.

Cuevas encargó el proyecto al arquitecto Alí Namazi, quien participó en el diseño y ejecución del Hospital Madre Raffols, la iglesia de San Tarcisio, La plaza de Santa Lucía y el Museo de Dios. Una vez listo el bosquejo, la Arquidiócesis de Maracaibo y el Centro Rafael Urdaneta (CRU), organismo responsable de las obras que se realizan en el casco central, le dieron el visto bueno para iniciar la construcción a finales de 2002. La Gobernación del Zulia, para entonces encabezada por Manuel Rosales y la empresa privada, dieron apoyo financiero a la obra que fue inaugurada dos años más tarde con una celebración con fuegos artificiales, grupos de gaitas, orquesta sinfónica y una gran masa del pueblo zuliano movido por su fe a su patrona.

La misa de tan especial ocasión la ofició monseñor Roberto Lückert, arzobispo de Coro y, Eleuterio Cuevas, leyó una carta enviada por El Vaticano en la que el Papa Juan Pablo II sugirió que el monumento estuviera acompañado de una arcada y columnatas que contemplaran los misterios del Santo Rosario. El deseo del Santo Padre se cumplió.

 

 

SEGURIDAD Y TURISMO DE LA MANO

La plaza del Rosario de la Virgen de Chiquinquirá, junto con la Basílica, forma parte de los lugares más visitados por turistas del interior del país y extranjeros, por la que se hace necesaria la presencia de personal calificado para que explique cómo la historia del marabino gira en torno a la fe mariana.

Gustavo Barboza, guía turístico del monumento, explicó que su trabajo consiste en informar al público de manera verbal y escrita sobre la historia de la Virgen de Chiquinquirá desde su aparición hace 299 años. La información la complementa con datos sobre la plaza. Señaló que reciben cinco mil visitantes al año, siendo Semana Santa y la Feria de La Chinita las fechas de mayor afluencia. Aseguró que la Brigada Turística trabaja todos los días, de 8.00 de la mañana a 8.00 de la noche. Indicó que todos los jueves el tranvía hace recorridos nocturnos, mientras que los sábados y domingos los recorridos son diurnos. Agregó que los domingos en la tarde se presentas actos organizados por la Secretaría de Cultura.

El hecho de que el monumento esté en el casco central de la ciudad implica un problema de seguridad, por lo que desde el mismo día de su inauguración se creó la Brigada Chiquinquirá de la Policía Regional. Su función es resguardar a los visitantes, las instalaciones de la plaza y los alrededores del circuito religioso que comprende la Basílica, Santa Bárbara y la Catedral.

Aníbal Quintanilla, jefe de la Brigada, aseguró que hacen labores de patrullaje las 24 hora del día. Cuando hay recorridos o actividades especiales, son ellos los que coordinan acciones con los guías turísticos para garantizar la seguridad. Precisó que la delincuencia en la zona ha disminuido significativamente. Los comerciantes colaboran con las labores de seguridad denunciando cualquier actividad sospechosa.


MAJESTUOSA

  • 1200 metros de largo y 25 metros de ancho tiene la plaza del Rosario de la Virgen de Chiquinquirá.
  • 150 faroles y 2500 especies vegetales adornan el espacio.
  • Cuenta con siete fuentes.

Está dividida en tres etapas: San Juan de Dios, el Monumento de la Virgen y la de San Sebastián donde hay una réplica del mártir y patrono de la ciudad. 

MAS QUE UNA PLAZA


  • La plaza del Rosario de la Virgen de Chiquinquirá es considerada como un templo a cielo abierto. Se trata de una réplica al aire libre de la Basílica.

Última actualización el Jueves, 10 de Noviembre de 2011 23:27
 



Diseño y Desarrollo: Mediarts.